La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló el uso de la marihuana medicinal y el derecho a una muerte digna, incluidos en la Constitución de la Ciudad de México.

De acuerdo con Milenio, el máximo tribunal resolvió dos de las impugnaciones realizadas por la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de la Carta Magna capitalina, argumentado invasión de facultades que le corresponden al Legislativo federal.

Al respecto, el ministro Javier Laynez Potisek, explicó que en el caso del uso médico o terapéutico de la marihuana se alude al derecho al libre desarrollo de la personalidad, y no a alguna legislación en materia de salud.

Sobre el derecho a la muerte digna, los ministros de la Corte descartaron que se esté promoviendo la eutanasia o el suicidio asistido, pues la normativa en la materia se refiere al buen morir y no a una muerte rápida, como en los dos casos anteriores.