México, D.F.- Enrique Peña Nieto advirtió que al lado de las candidatas priístas al congreso de la Unión impulsará las transformaciones y los cambios que hagan posible mayor equidad de género e igualdad, así como la defensa a sus derechos y el combate eficaz a la violencia que hoy viven millones de mujeres en el país.

“Somos, como partido, un proyecto de cambio responsable para México y representamos la mayor esperanza para los mexicanos y la opción real, seria y comprometida para que México se inserte en la ruta del progreso y de mayor desarrollo”, advirtió el precandidato presidencial del PRI.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, ante las priístas dijo que asumirá un serio compromiso hacia la sociedad para que México tenga un destino más promisorio.

“Ese es el sentido prioritario de nuestra participación en esta justa democrática, no sólo porque queramos ganar la elección, sino porque queremos hacer de ella y del triunfo el punto de partida para que recuperemos a México y le devolvamos las condiciones para un mejor porvenir”.

Dijo que a 11 años de distancia de la alternancia política que el país experimentó, el PRI nuevamente se erige en un proyecto de nación para darle certidumbre al país de manera responsable.

La precandidata a la jefatura del gobierno del Distrito Federal, Beatriz Paredes Rangel, quien recibió un fuerte respaldo de Peña Nieto, manifestó a su vez que el PRI tiene un candidato presidencial para cambiar la historia de México.

Por la mañana Peña Nieto, en un encuentro con 100 mujeres mexicanas -organizado por Kena Moreno-, reiteró la necesidad de un cambio responsable y eficaz que le dé certidumbre a México. Se comprometió a trabajar de manera entregada sirviendo a México y a darle mayor progreso, desarrollo, oportunidades y condiciones igualitarias para todos los mexicanos.

En el encuentro participaron, entre otras, Beatriz Paredes, Rosario Robles, Silvia Pinal y María de los Ángeles Moreno.

Dijo que México merece estar mejor, “este país tiene un enorme potencial y tenemos que recuperar la esperanza para millones de mexicanos”, y agregó que hoy en la gestión pública lo que no puede permitirse una sociedad es la improvisación, la incapacidad para cumplir objetivos, dijo que para ser eficaz hay que ser sensible a las necesidades de la población nacional.

Cristina Díaz Salazar, secretaria general del PRI, exigió no utilizar las cuestiones de género para dejar a un lado la excelencia en la arena política nacional, “no queremos algunas mujeres que aspiren y mal gobiernen”, dijo, tras afirmar que las mujeres panistas “no tienen con qué”.

Pidió evitar una política misógina, pero tampoco “mujerista”.

Agencia El Universal