Enrique Peña Nieto, presidente electo de México, este jueves sostuvo una plática cordial y cercana con la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, donde con toda puntualidad le planteó su interés para desde su administración trabajar de manera conjunta en el lanzamiento de una nueva relación cercana y estrecha entre ambas naciones.

En conferencia de prensa, posterior a su reunión con la mandataria brasileña, Peña Nieto externó su convicción sobre el gran potencial que tendría la relación entre ambos países y un trabajo coordinado en el fortalecimiento a la cooperación y el desarrollo para toda la región de América Latina.

"Tenemos presente que la contribución que ambos países hacen al desarrollo de la generación de riqueza en la región es muy importante y, como ya lo señalé en otros espacios, de ninguna manera debe verse esta relación en un clima de competencia, sino más bien de complementalidad a lo que ambos países podemos hacer", refrendó.

Destacó que ambos coincidieron en la gran simpatía y afecto que hay entre los pueblos de ambas naciones, una "hermandad" que servirá para crear la plataforma necesaria para la construcción de esta nueva relación de cercanía entre ambos países.

Añadió también que la señora Rousseff mostró una gran disposición para colaborar con la que será su administración, a fin de recoger las experiencias exitosas que Brasil ha tenido en diferentes ámbitos, principalmente en materia de desarrollo social, la modernización de su empresa petrolera y las políticas dirigidas a combatir la pobreza, a fin de replicarlas en México.

En este sentido, reiteró su interés por entablar una relación "constructiva, propositiva, cercana entre México y Brasil, entre Brasil y México. Estoy convencido de que nuestra contribución puede ser muy importante para el desarrollo de toda la región y creo que la relación bilateral, la relación de intercambio financiero entre ambos países puede crecer de manera importante."

Peña Nieto detalló que también consideraron trabajar en la involucración de sectores pertenecientes a ambas economías y explorar el potencial que esto puede tener para una mayor apertura comercial en distintos sectores, a fin de que la relación comercial entre ambos países pueda ser mayor, crecer y derivar en un mayor intercambio comercial.

Finalmente, definió esta reunión como "un encuentro muy productivo, en un clima muy cordial" y procedió a extender una atenta invitación a la mandataria para que lo acompañe durante su toma de protesta el próximo 1 de diciembre ante el Congreso de la Unión.


INF./GRUPO FORMULA