El enviado internacional sobre Siria, Lakhdar Brahimi, mantuvo conversaciones este miércoles con el presidente Bashar al Asad, en un esfuerzo por reforzar el apoyo a las conversaciones de paz del próximo mes -según nota de BBC Mundo-.

Brahimi, quien realiza su primera visita a Siria en casi un año, se reunió con el presidente Asad en el último de sus tres días en el país.

Tras el encuentro, Asad dijo que "el éxito de cualquier solución política está ligado a detener el respaldo a grupos terroristas", según fue citado por la televisión estatal.

Las conversaciones de "Ginebra 2", planeadas para el 23 de noviembre, buscan lanzar un proceso político para poner fin a la guerra civil en Siria en la que más de 100.000 personas murieron desde el inicio del conflicto en marzo de 2011.