Viene un cambio sorpresivo en el gabinete.

Areli Gómez, hasta hoy procuradora general de la república, pasará a secretaria de la Función Pública y su lugar será ocupado por el senador priísta de Chihuahua Raúl Cervantes.

La información fue confirmada por Teléfono Rojo en altas fuentes del gobierno y está sujeto a la aprobación del Senado de la República, lo cual se da por descontado.

El legislador solicitó licencia para ausentarse del Senado de la República, de donde también surgió su antecesora cuando suplió al hidalguense Jesús Murillo Karam.

De inmediato sus compañeros lo felicitaron porque dan por segura su incorporación a la PGR, donde Arely Gómez se ha desgastado y por ello la rescata el presidente Enrique Peña Nieto.

Su función será dar vida a la Secretaría de la Función Pública (SFP) dentro del nuevo organigrama del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), de polémica aprobación en el Congreso de la Unión.

Antes de ser procurador, lo cual sería confirmado en las próximas horas, Raúl Cervantes aspiró a ser ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pero enfrentó resistencias de varios lados.

De un lado, los cuerpos de abogados, destacadamente la Barra Mexicana, exigieron un jurista de gran carrera y se opusieron a la llegada de un político.

De otro estuvo la inconformidad de los ministros de la propia Corte, quienes reclaman premios para el personal de carrera en el sistema de justicia del país y conocidos en tribunales por su imparcialidad.


inf./Teléfono Rojo