Dolores Padierna acusó a Miguel Barbosa de haber impuesto ‘a la mala’ y de manera ilegal a Raúl Morón como su suplente en la coordinación de los senadores perredistas.

Padierna exigió que sea respetado su cargo otorgado desde la presidencia del PRD como la única coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Afirmó ser la única facultada para convocar a elecciones del grupo parlamentario, y que se necesita el padrón de afiliados del PRD para que sean ellos quienes voten en presencia de la Comisión de Eleccion del CEN del PRD.

El machismo y misoginia de Barbosa en fuerte influencia del GPPRD, son los motivos por los que sus compañeros legisladores no ratifican su puesto como coordinadora, por lo que los exhortó a hacer a un lado esos sentimientos.