Alejandra Barrales, dirigente Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), representante de la ideología de izquierda, posee en Miami un departamento valorado en 990 mil dólares; alrededor de 19 millones 300 mil pesos, el cual había sido ocultado en su declaración patrimonial.

La existencia de la lujosa propiedad fue hecha del conocimiento público por la cadena Univisión el 17 de marzo y confirmada por la propia Barrales días después en una carta aclaratoria en donde justifica que nunca escondió la posesión del departamento y acusa que hay inexactitud acerca de la información.

El departamento fue adquirido en 2015 por medio de una preventa y la perredista pagó un anticipo de 693 mil dólares en el lapso de siete meses. “El recurso con el que se dio el enganche fueron varios eventos, varios pagos. Todos salen de mi cuenta de ahorros, de mi cuenta personal”, dijo en entrevista con Univision Investiga.

El enganche que excede los 332 mil dólares, es superior a sus ingresos que durante el 2015 correspondían a una pensión alimenticia como senadora y por la venta de una casa.

En 2016, ya en su nuevo puesto como líder partidista, no incluyó la propiedad cuando dio a conocer públicamente su declaración 3 de 3, una iniciativa mexicana que ha tomado fuerza en el último año y busca que los políticos hagan públicas sus declaraciones patrimoniales, de intereses y fiscales.