Las medidas que dio a conocer el presidente Enrique Peña Nieto para defender a los periodistas son insuficientes, consideró Andrés Manuel López Obrador, quien precisó que el mandatario debe hacer un llamado a la paz y detener la guerra que inició Felipe Calderón que ha causado mucho sufrimiento, además de que debe de cambiar la estrategia de combate a la seguridad.

El presidente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) opinó que las críticas de los periodistas a estas medidas son justificadas porque "ya ha salido a decir lo mismo, pero se requiere una decisión más comprometida, un gran viraje en la estrategia de seguridad, que no ha funcionado y eso lo reconocen hasta ellos mismos".

Lamentó que muchos mexicanos pierdan la vida, como es el caso del periodista Javier Valdez, y refirió también la agresión que sufrió un sacerdote en la Catedral Metropolitana; "es una situación grave de descomposición social, política, económica y es una decadencia y eso solo se puede enfrentar con un cambio de régimen".

Sobre qué tanto daña el ataque de los periodistas a la democracia en México, López Obrador manifestó que mucho, porque no puede haber democracia sin información, ha costado mucho la transformación de México, ya que hay mucho control de los medios de comunicación por intereses económicos y políticos.

Además, prosiguió, si se le agrega la amenaza, el terror de la delincuencia en contra de los periodistas, entonces va a estar peor la situación en el país, no se va a poder informar nada.

"Necesitamos garantizar el derecho a la información, libertad plena a los informadores y respeto al más importante de los derechos humanos que es el derecho a la vida, no se debe de asesinar a nadie".


inf./Grupo Fórmula