La proyección de reforzar la campaña de José Antonio Meade y en general del Partido Revolucionario Institucional (PRI) pasa por ajustes al gabinete y en la estructura tricolor.

En las alturas del sector gubernamental se especula la inminente salida de Aurelio Nuño de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para coordinar la cruzada proselitista del candidato presidencial.

Nuño sería sustituido por Claudia Ruiz Massieu, actual secretaria general del PRI, aunque en el equipo de la guerrerense se asegura que no hay ninguna instrucción superior ni preparativos de mudanza.

En tanto, a fin de aglutinar al priísmo y sobre todo evitar deserciones de los militantes tricolores llamados duros, Miguel Angel Osorio Chong pasaría de la Secretaría de Gobernación (Segob) a la presidencia del PRI.

Salido del partido, el actual dirigente Enrique Ochoa quedaría en espera de la postulación plurinominal para el Senado de la República.

De acuerdo la información disponible en las estructuras del poder los cambios podrían darse a partir de este miércoles, aunque hay quienes advierten que los reacomodos podrían esperar hasta fin de mes.