CANDIDATOS INDEPENDIENTES: ¿HONOR O VERGÜENZA NACIONAL?



El Instituto Nacional Electoral fue el epicentro de la agenda mediática en la última semana. Los aspirantes a la Presidencia de la República de los tres principales partidos formalizaron su solicitud de candidaturas ante dicho instituto, cumpliendo así con el último trámite previo al inicio formal de la campaña.

Asimismo, quienes pretendían contender por la vía independiente fueron notificados de las irregularidades encontradas en las firmas que entregaron al órgano electoral, quedando por el momento fuera de la boleta (pueden acudir en última instancia al TEPJF) Jaime Rodríguez y Armando Ríos Piter, mientras que Margarita Zavala, por un margen muy estrecho, alcanzaría el registro.

Finalmente, el Partido Revolucionario Institucional presentó la lista de sus candidatos al Senado de la República y la Cámara de Diputados por la vía plurinominal. En un análisis agregado de los hechos y actores involucrados: Ricardo Anaya optó por alejarse de los reflectores nacionales y realizó visitas a Chile y Alemania, donde sostuvo encuentros con los expresidentes Eduardo Frei, Ricardo Lagos y la Canciller Angela Merkel.

Si bien es evidente que la pretensión de dicha gira fue cambiar la narrativa de la averiguación previa que sostiene la PGR en su contra, proyectar una imagen de categoría y capacidad al reunirse con liderazgos políticos de otras latitudes y, en el caso particular de Chile, evidenciar su simpatía por los gobiernos de coalición; diversos analistas catalogan su gira como una muestra de lo alejado que está de narrativas cercanas a la realidad nacional. “Diez puntos abajo y buscando votos en Santiago”, postuló Jesús Silva-Herzog Márquez; “Un acierto la foto de Anaya con Merkel. Espero siga buscando ahí los votos. Tal vez algunos votantes del FDP (liberales alemanes) voten por él. Como no ha gobernado ni dirigido algo que no sea el PAN, lo andan paseando por el mundo para crear una corriente de opinión donde se diga que su experiencia como gobernante es por ósmosis”, planteó Andrés Lajous.

Por su parte, José Antonio Meade sostuvo encuentros con los académicos de la Facultad de Derecho de la UNAM y las mujeres priistas. No obstante, la noticia de mayor impacto en torno suyo son los nombres de los personajes que buscan llegar al Congreso de la Unión por la vía plurinominal. Destacan Miguel Ángel Osorio Chong, Claudia Ruiz Massieu y Enrique Ochoa. La nominación de éste último hace necesario el relevo en la dirigencia nacional del PRI, hecho que probablemente ocupará la agenda mediática en los próximos días.

López Obrador ha mantenido un bajo perfil, ratificando planteamientos como el de no caer en provocaciones y la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, al tiempo que asegura a los inversionistas del proyecto no deben tener ninguna preocupación. De forma coloquial, aprovecha sus redes sociales para contestar a los actores que lo vinculan con visiones políticas maximalistas: “Ni chavismo, ni trumpismo. Sí juarismo, maderismo, cardenismo, mexicanismo”. Respondió en su cuenta de Twitter.

Finalmente, el hecho de que Margarita Zavala llegue a la boleta electoral habiendo presentado irregularidades en el 45% de sus firmas, ha abierto el debate sobre la calidad moral con la que alcanzó el registro; idea que se refuerza con el ejemplo de honorabilidad mostrado por María de Jesús Patricio, Marichuy, aspirante del Congreso Nacional Indígena, quien únicamente tuvo inconsistencias en el 6% de sus firmas y sin embargo no estará en la boleta al no alcanzar el mínimo de adeptos solicitados por el órgano electoral.

En conclusión.

A la luz de los hechos, queda claro que la única candidatura independiente a la Presidencia de la República fue la de María de Jesús Patricio, Marichuy. El que más del noventa por ciento de sus doscientas ochenta y dos mil firmas fueran validadas por el INE es reflejo de la dignidad de su lucha democrática y de la urgente necesidad de empoderar como sociedad la agenda de la reivindicación de las causas indígenas y de los estructuralmente débiles. Grupos marginados que no solo viven en los altos de Chiapas, sino en colonias y barrios de nuestras zonas metropolitanas, en las cientos de miles de víctimas de nuestra violencia estructural, particularmente las mujeres y los jóvenes.

En contraparte, el que la única “independiente” que llegue a La boleta sea Margarita Zavala, es una pésima señal sobre el estado que guarda nuestro sistema de representación. Habiendo falsificado el cuarenta y cinco por ciento del total de sus firmas, La señora tendrá la cara dura y cinismo para dar misa sobre el país confesional y fascistoide que pretende construir de la mano de su esposo. Del personaje apodado el “Bronco” y de Armando Ríos Piter, solo podemos concluir que en lugar de aparecer en la boleta presidencial, deben, si en este país hay justicia electoral, recibir su boleta de ingreso a algún reclusorio por el fraude cometido.

Basados en esta realidad, como sociedad nos corresponde impulsar modificaciones a las reglas de las candidaturas independientes a la presidencia y otros cargos, para que queden eliminados todos aquellos aspirantes que presenten irregularidades por un margen mayor al diez por ciento del total de sus firmas, tomando como antecedente la honorabilidad que ya dejó sentada Marichuy.

¿Alguien puede asegurar que esto ya está decidido?



RAÚL CASTELLANOS HERNÁNDEZ / @rcastellanosh