El mayoriteo impuesto hasta ahora por los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) fue fustigado por Andrés Manuel López Obrador, quien pidió consensos y evitar las descalificaciones.

No es descalificando, segregando o excluyendo como deben resolverse los temas fundamentales de la nación, sino en acuerdo con quienes ahora se encuentran en la oposición, refirieron diputados y senadores tras reunirse con él.

Así lo reportó Quadratín:

Un reunión entre presidente Andrés Manuel López Obrador con senadores y diputados federales, y su gabinete legal y ampliado en Palacio Nacional, que en principio eran los parabienes de inicio de año también lo fue para abordar la agenda legislativa y las políticas públicas más importantes que se implementarán.

A horas de instalarse la sesión de Congreso General, que dará paso al periodo extraordinario de sesiones, el Primer Mandatario encomendó que trataran de construir consensos en los temas importantes a desahogar: la aprobación de la reforma constitucional en materia de Guardia Nacional, la mayoría calificada en el nombramiento del Fiscal General de la República, el artículo 19 constitucional, nombramientos y ratificación de altos funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Que no actuaran descalificando, segregando o excluyendo a la oposición, por el contrario, pidió diálogo para lograr consensos y acuerdos los diputados y senadores de todos los partidos políticos que representan ahora en la oposición, encargó el titular del Ejecutivo federal.

Al salir de la reunión, el coordinador parlamentario de los senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila, detalló sobre encuentro que de manera notable el Presidente de México se refirió a la lucha que no tiene cuartel ni tendrá ninguna tregua: el robo de combustible o huachicoleo.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) dijo que en reunión se planteó la manera de cómo se está enfrentando por parte del Estado mexicano a una dura y difícil organización criminal.

“Ha sido una situación y una tarea compleja porque a diario están sufriendo sabotajes en los principales ductos del país”, puntualizó Monreal Ávila, sin embargo es algo en lo que el Gobierno federal no cederá.

“No hay tregua y va a continuar hasta concluir con la erradicación de la corrupción en los combustibles y después va a continuar con otras tareas de la misma importancia y profundidad como son las facturas apócrifas o falsas, la delincuencia organizada, la venta de medicinas en hospitales del Estado mexicano, federal, estatal y municipal”, agregó el morenista.