Pacté mi entrega para que no molestaran a mi familia: Javier Duarte

La detención de Javier Duarte de Ochoa habría sido un pacto con la pasada administración federal, así lo afirmó el exgobernador de Veracruz.

De acuerdo con una entrevista que otorgó Duarte de Ochoa a Grupo Fórmula, el trato con el gobierno federal fue a cambio de que no molestaran a la familia del político.

La negociación fue entre autoridades del entonces Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), de la Secretaría de Gobernación (Segob) y de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), y su defensa legal.

«Pacté mi entrega, sí, a través de los que eran mis abogados, se hizo una mesa de trabajo en la Ciudad de México donde participaron funcionarios de aquella administración del Cisen, Segob y PGR».

Y agregó:

«El acuerdo era muy sencillo, te tienes que entregar antes de las elecciones a gobernador del Estado de México en julio»

Con esto el exmandatario estatal aseguraba que su esposa, Karime Macías y sus hijos, que son menores de edad, pudieran irse a otro lugar y establecerse sin correr riesgo alguno, relató.

Desde el Reclusorio Varonil Norte, donde se encuentra recluido, Javier Duarte, acusó que el pacto no se cumplió al 100 por ciento pues, además de la no persecución a su familia, le prometieron trasladarlo a un penal federal.

Además, expuso que solicitó de manera formal al fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, que envíe un agente del Ministerio Público Federal que le tome declaración ministerial y aporte la información que tiene.

Dijo estar dispuesto a entregar información «valiosa y detallada» de muchos temas en contra de diversos exfuncionarios involucrados, que puede ser integrada en las indagatorias.

UNOTV