El juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna emplazó a Rosario Robles Berlanga a proporcionar el viernes próximo la carta de entrega-recepción en la que informa a su sucesor de la entonces Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) de las observaciones realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la dependencia.

En la maratónica audiencia, de más de 12 horas de duración, el impartidor de justicia advirtió que la defensa de la exfuncionaria entregó un documento que calificó como “una joyita” por el valor de la prueba.

Instó a que se entregue una copia auténtica de esa carta para determinar si José Antonio Meade debe ser investigado por omisión.

El equipo jurídico de Rosario Robles señaló que se informó al nuevo titular de la dependencia que había algunas observaciones de la ASF que habría que solventar.

“Se le informó al nuevo secretario, ya no eran atribuibles a Rosario Robles”, señaló la defensa.

Los abogados rechazaron que su clienta haya sido omisa y presentaron 32 datos de prueba, entre ellos: oficios, declaraciones de testigos, dictámenes periciales en contabilidad y la propia declaración de su defendida, con los que buscaban que no se vinculara a proceso a la exfuncionaria.


Por Gloria Islas Rodríguez