De manga larga, corta, de color blanco, negro o tonos pastel, la filipina ha pasado de ser una vestimenta de trabajo en la cocina, en un auténtico símbolo de personalidad culinaria.

Confeccionadas en algodón, fibra natural que absorbe el calor del cuerpo en la cocina, coadyuvando así a que el chef se mantenga fresco en la cocina, las filipinas son complementadas por los clásicos gorros que en sus modalidades de abierto, cerrado, versatus y pastelero, conforman la vestimenta de un profesional de la gastronomía.

Otro elemento importante son los zapatos, pues uno de cada tres chefs sufre de cansancio y fatiga debido al uso de calzado incorrecto, y utilizar zapatos adecuados es un punto primordial para reducir estos malestares.

Ante esta situación, los suecos para chef se fabrican con sofisticados moldes de inyección que da como resultado una plantilla de alta densidad y una planta más robusta, para una mayor comodidad del usuario.

Pero más allá de la necesidad y la reglamentación sanitaria para utilizar estos uniformes en la cocina, éstos se han convertido en un estilo, un elemento de personalización de los chefs, y así como una guitarra es un símbolo para un rockero, una filipina lo es para un cocinero.

Ante este gran impulso que en la actualidad tiene la gastronomía y que los cocineros han adquirido el nivel de stars, algunos de ellos también se han preocupado por crear su propia marca, no sólo de alimentos, sino también de herramientas y prendas para la cocina, ejemplo de ello es Aquiles Chávez y su "Store Cuisine".

Esta tienda del chef tabasqueño se ubica físicamente en su tierra natal, pero también es una tienda online que se promociona por las redes sociales, por lo que surte en todo el país.

Otras tiendas y boutiques especializadas en la gastronomía ofrecen una gran variedad de diseños y colores de uniformes, bajo la premisa de que el chef no sólo tiene que verse pulcro, sino también moderno y utilizan la imagen de destacados en el rubro como parte de sus campañas de marketing.

En este punto, Mikel Alonso, Paulina Jarero y Eduardo Osuna, promocionan la marca Permachef, fundada desde 1928, la cual ofrece una gran diversidad de modelos y colores de filipinas, zapatos y gorros.

Funcionalida de la filipina

Además de que una filipna coadyuva a mantener el cuerpo fresco, ésta tiene un doble frente: de protección y de presentación al momento de salir ante los comensales. Sus mangas tienen el doblez para protección de cualquier salpicadura caliente y altas temperaturas.

El pico tiene también tiene varios propósitos, hay quienes manejan rangos de acuerdo al color del pico, que a su vez tiene la funcionalidad de absorber el sudor del cuello.

El gorro de chef sirve para cubrir el cabello aunado a una red o cofia, que sirve para que el aire circule dentro circular dentro, además de que este puede representar un rango y pulcritud.




Agencia El Universal