El Cairo.- Al menos veinte personas murieron hoy en distintos lugares de Siria durante las nuevas protestas contra el régimen de Bashir al Assad que estallaron después de las oraciones del mediodía, informaron testigos y activistas de la oposición.

Los llamados Comités Locales de Coordinación, uno de los grupos de oposición que estaba reuniendo datos sobre las distintas protestas políticas, dijo que al menos 18 personas habían perecido por la represión de las manifestaciones de este viernes.

La cadena emiratí de televisión Al Arabiya, por su parte, situó en 21 los fallecidos en esta jornada, según testigos.

El mayor número de muertos, según coinciden las fuentes, se ha situado en la ciudad central de Homs, donde han perecido entre nueve y diez personas, según activistas de la oposición o testigos citados por la cadena catarí de televisión Al Jazeera.

Entre los fallecidos en Homs se encuentran un niño de diez años y un adolescente de 16.

Otras cinco personas han fallecido en la localidad norteña de Maarra al Neenam.

Los informes obtenidos por los activistas de la oposición y los testimonios aportados por testigos a las cadenas árabes no pueden ser contrastados por las restricciones oficiales en el trabajo de la prensa.

El Gobierno de Bachar al Asad ha impuesto un férreo control de la información, ha expulsado a varios periodistas extranjeros y ha detenido o prohibido trabajar a reporteros sirios que colaboran para medios internacionales.

Las manifestaciones de hoy se desarrollaron en una veintena de ciudades y pequeñas localidades del país, incluidos sectores de Damasco.

Las protestas, convocadas en el llamado Día de la Libertad, se producen en medio de las manifestaciones que comenzaron a mediados de marzo pasado y que han causado cerca de un millar de muertos, según cálculos de organizaciones de derechos humanos.

Agencia El Universal