Organizaciones sindicales y campesinas calificaron como una burla el señalamiento del secretario de Hacienda, Ernesto Cordero en el sentido de que el poder adquisitivo del salario mínimo es mucho mejor en la época actual, pues tan sólo en tortilla, mientras en 1981 se compraban con un salario mínimo 32.2 kilogramos, hoy se compran en promedio cinco kilogramos.

Agrupaciones como la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y la Central Independiente de Organizaciones Indígenas y Campesinas (CIOAC), coincidieron en que pareciera que Cordero vive "otra realidad".

La CIOAC, a través de su dirigente, Federico Ovalle, mencionó que el funcionario debería de revisar las cifras reales y señaló que es evidente la pérdida en la capacidad de adquisición de la clase trabajadora y campesina pues la tasa de crecimiento en el poder de compra de un salario mínimo con respecto a un kilo de tortillas entre 1981 y 2011 es de -87%.

Información del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), a través de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), señala que en el país ganan menos de un salario mínimo 5.8 millones de personas, de uno a dos mínimos 9 millones y de dos a tres 9.4 millones.

Emilio López Gámez, investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, destacó que 1981 se compraban 8.3 kilogramos de frijol con un salario mínimo, mientras que en 2011 sólo 3.2 kilos; con el huevo es similar, pues en aquel año se adquirían 6.9 kilos el presente año sólo 3.13 kilos; y el litro de leche 16.34 litros y5.32 litros, respectivamente.

De acuerdo con la Confederación de Trabajadores de México (CTM) una comida diaria cuesta a los trabajadores entre 35 y 45 pesos, mientras que el salario mínimo para la zona A es de 59.82; par la B, 58.13 y para la C, 56.70, el resto tendría que emplearlo para transporte y otras necesidades, lo cual evidentemente no le alcanzaría.

Si se considera que un salario promedio es de 150 pesos diarios, en comida y pasaje, gastaría una tercera parte, subrayó la CTM, cuyo dirigente, Joaquín Gamboa Pascoe, ha señalado con el 4.1% de incremento que se autorizó a los mínimos para el 2011, casi dos pesos, "no alcanza ni para darles de comer a unas moscas".

La Unión Nacional de Trabajadores (UNT), aprovechó para demandar la desaparición de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CNSM), pues señaló que no funciona.

"El mecanismo que se sigue para que se otorgue el incremento al salario mínimo sigue siendo inadecuado. CNSM no es operativa, por lo que debe cancelarse y crearse el Instituto Nacional del Salario que pueda generar el incremento al salario mínimo en función de lo que establece la Constitución.

Es decir, el artículo 123 de la Carta Magna en su apartado sexto dice que los salarios mínimos deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural, lo cual no se cumple con los salarios mínimos actuales.

Agencia El Universal