México, D.F.- Jacqueline Peschard, comisionada presidenta del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), entregó, el viernes pasado, a los cuatro aspirantes a la Presidencia de México cartas con motivo del décimo aniversario de la promulgación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental.

En las misivas, Peschard planteó la necesidad de fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas y hacerlas parte de la cultura política de los mexicanos.

A través de un comunicado, la comisionada presidenta dio a conocer que la promulgación de la Ley Federal de Transparencia representa uno de los avances democráticos del país.

Peschard les dijo en las misivas que ha seguido con sumo interés los pronunciamientos de campaña de cada uno de ellos en torno a la transparencia y rendición de cuentas, los cuales, dijo, “cobran especial relevancia en un horizonte de compromiso con la consolidación de la gobernabilidad democrática”.

“No podemos estar más de acuerdo en que ambos (transparencia y rendición de cuentas) son elementos esenciales en un gobierno democrático; de ahí la necesidad de fortalecerlos y hacerlos parte de la cultura política de los mexicanos”, explicó la titular del IFAI.

La comisionada presidenta recordó que en este mes se cumplen 10 años de la promulgación de la Ley Federal de Transparencia, que fue resultado de una legítima demanda social, impulsada por un grupo plural de ciudadanos, académicos y periodistas, fundamentalmente, que en su momento pudo contar con el respaldo del Ejecutivo federal y el apoyo de diputados y senadores.

En esta década, advirtió Jacqueline Peschard, el ejercicio cabal del derecho de acceso a la información no ha sido fácil, ya que “se han tenido que sortear resistencias e intentos de regresión por parte de autoridades que no comprenden que este camino no tiene retorno”.

- AMLO critica al IFAI
El candidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, afirmó el sábado pasado que el IFAI es burocrático, caro e ineficiente, por lo que se pronunció —de llegar a la Presidencia— por acabar con el dispendio de esa oficina.

En la mayoría de las plazas públicas, el tabasqueño señala que existe un “instituto de transparencia” que no sirve y que no informa nada a la ciudadanía. Incluso ha dicho que los comisionados son de los funcionarios mejor pagados, con sueldos de entre 200 y 300 mil pesos mensuales.



Agencia El Universal