Los líderes de África Oriental se reúnen este viernes en Kenia para buscar una solución a la creciente violencia en Sudán del Sur, donde se estima han muerto más de 1.000 personas -según nota de BBC Mundo-.

Las conversaciones se producen un día después de que el presidente del nuevo país africano, Salva Kiir, se reuniera con el presidente de Kenia y el primer ministro de Etiopía.

La violencia estalló hace 12 días entre las fuerzas leales a Kiir y los que respaldan a su ex-diputado Riek Machar.

El analista de la BBC de Sudán del Sur James Copnall dice que no hay señales de que se haya dado el paso clave -las conversaciones directas entre los dos protagonistas- para resolver el conflicto.

Entre tanto, la ONU informó que se espera que los primeros refuerzos de los cascos azules lleguen en las próximas 48 horas.

Los combates han obligado a más de 100.000 personas a abandonar sus hogares. Funcionarios de la ONU dijeron que unas 60.000 buscan refugio en sus instalaciones de todo el país.