Ante industriales de todo el país, el Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Antonio González Anaya, refrendó el compromiso de la actual administración del Instituto para seguir trabajando en mejorar el servicio de atención médica que se brinda a los derechohabientes y, al mismo tiempo, revertir la situación financiera del organismo.

Al participar en la Convención Nacional de Industriales 2014 de la CANACINTRA, explicó que para solucionar el deterioro financiero del Seguro Social, se han implementado diversas medidas para contener el gasto, generar ahorros y contener el pasivo laboral del IMSS, con la finalidad de brindar una mejor atención y un mejor servicio.

En su ponencia “Diagnóstico y estrategia del Instituto Mexicano del Seguro Social 2013-2018”, González Anaya destacó que con el mismo fin también se aplican mejores criterios para la jubilación, uso eficiente de los recursos en la compra de medicamentos, materiales de curación, en servicios generales e integrales, así como la reducción de un número considerable de trámites ante el Instituto.

El Director General del Seguro Social también se refirió al mecanismo de compra consolidada de medicamentos que lideró el IMSS y representó un ahorro de más de 3 mil 700 millones de pesos, lo que permite garantizar el abasto eficiente y oportuno de medicinas en las unidades hospitalarias.

Al respecto, precisó, se logró una compra a consignación para los 20 medicamentos de mayor demanda, en tanto que los fármacos de mayor costo se entregarán directamente en las farmacias institucionales para garantizar un mejor surtimiento y disponibilidad para los derechohabientes.

También, dijo en su exposición, se ha puesto en marcha el programa receta resurtible y una estrategia de austeridad en el arrendamiento de vehículos e inmuebles que representan importantes ahorros en el presupuesto institucional.

La actual administración, puntualizó el titular del IMSS, trabaja en reconvertir y mejorar el sistema de atención a los derechohabientes mediante la receta resurtible en los casos de enfermedades crónico degenerativas controladas, que tiene una vigencia de hasta tres meses y significa un ahorro de siete millones de consultas al año.

En torno a la reducción de trámites administrativos ante el Seguro Social, González Anaya informó que más de 300 mil empresas ya realizan sus gestiones vía internet, un mecanismo seguro, eficiente y barato que redunda en la productividad de los patrones, así como en la prontitud de registro de altas de los derechohabientes.