En la bahía de Victoria, en Hong Kong, miles de personas se congregaron para recibir el año nuevo -según nota de BBC Mundo-.

Exactamente a la medianoche un grupo de embarcaciones sincronizaron el espectáluco de fuegos artificiales.

Australia, Nueva Zelanda, China y demás países de la región, han estado celebrando la llegada del 2015.