La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este sábado a Liberia libre de la transmisión del ébola. La OMS indicó que pasaron 42 días desde la última confirmación de un caso por laboratorio, el paciente falleció el 28 de marzo pasado.

El brote de ébola en Liberia se ha acabado, afirmó la OMS en un comunicado. El mal causó 4.353 muertes.

La interrupción de la transmisión es un logro monumental para un país que presentaba el mayor número de muertes en el brote de ébola más grande y complejo desde que apareció la enfermedad en 1976, dijo el organismo.

La OMS explicó que en el auge de la transmisión, en agosto y septiembre de 2014, el país reportó 300 a 400 nuevos casos por semana.

Describió que en esos dos meses, la capital del país, Monrovia, fue escenario de las escenas más trágicas del brote en África Occidental, los portones de los desbordantes centros de tratamiento permanecían cerrados, los pacientes fallecían en el suelo de los hospitales, y los cuerpos no podían ser recogidos por días.

La OMS rindió tributo al gobierno y al pueblo de Liberia por la determinación para combatir la enfermedad. Subrayó que doctores y enfermeras seguían tratando a los pacientes aún cuando escasean los suministros para proteger al personal y la capacitación sobre el uso de esos equipos era inadecuada.

En total, 375 trabajadores de la salud fueron infectados y 189 perdieron la vida a causa del mal.

El organismo también informó que el gobierno está consciente de la necesidad de mantenerse vigilante. La OMS seguirá con su presencia de expertos en el terreno para controlar la entrada de casos importados y para la recuperación de los servicios esenciales de salud.