El Secretario General de la ONU expresó profunda preocupación por los combates en la frontera entre Etiopía y Eritrea ocurridos el 12 y 13 de junio.

Este tema fue abordado por Ban Ki-moon en las conversaciones que sostuvo este miércoles en Bruselas con el Primer Ministro de Etiopia, Hailemariam Desalegn.

La ONU también informó que el vicesecretario general del organismo, Jan Eliasson, habló telefónicamente con el ministro de Exteriores de Eritrea, Osman Saleh Mohammed.

Los máximos responsables de la ONU urgieron a las autoridades de esos países africanos a mantener la calma y a abstenerse de actos o planteamientos que puedan exacerbar las tensiones.

Asimismo solicitaron a ambos gobiernos solucionar sus diferencias mediante medios pacíficos, incluyendo la plena implementación del acuerdo de paz que firmaron en el año 2000.

Además transmitieron la disposición de Naciones Unidas de asistir a Etiopía y Eritrea a resolver esta situación.

El Gobierno de Eritrea acusó esta semana a Etiopía de haber lanzado un ataque en su territorio, un acción que según las autoridades etíopes fue una respuesta "proporcionada" a la provocación del país vecino