La caravana con los restos del líder máximo de Cuba, Fidel Castro, fallecido el 25 de noviembre pasado, llegaron hoy a esta ciudad cuna de la revolución, para recibir un multitudinario homenaje y ser sepultados mañana domingo.

En el último tramo de un periplo de cuatro días y después de recorrer más de mil kilómetros desde La Habana, el cortejo fúnebre llegó casi al mediodía a Santiago, en medio de un sol abrasador y una temperatura de 29 grados centígrados.

La ya legendaria consigna “Yo soy Fidel” coreada por miles de personas empezó a crecer entre la multitud apenas el cortejo se aproximó a la ciudad, donde nació la revolución liderada por Castro con el asalto al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953.

Luego de ingresar a Santiago por la Carretera Central, el cortejo siguió por la carretera de Las Américas para hacer un recorrido por el centro urbano de la ciudad y tocar lo más importantes puntos históricos revolucionarios, entre ellos el cuartel.

Después de recorrer casi dos horas por la ciudad de Santiago, acompañado por miles de sus compatriotas, la caravana con los restos de Fidel finalizó su último recorrido en la Plaza Antonio Maceo, a la espera de un multitudinario homenaje esta noche.

Al paso del carro militar verde olivo, donde viajó por cuatro días la urna con las cenizas de Fidel –cobijadas por una bandera cubana-, los dolientes, sin mostrar cansancio, corearon consignas recurrentes como “Cuba es Fidel” y “Yo soy Fidel”.

La leyenda aparecía inscrita en manos, mejillas y frentes de niños, mujeres y hombres, mientras otras personas tenían pintados corazones con una “F” en el centro.

Aunque el acto multitudinario iniciará a las 19:00 horas locales (00:00 GMT del domingo), los manifestantes que esperaban a la orilla de las calles empezaron a copar la plaza Antonio Maceo.

Los restos de Fidel serán enterrados mañana domingo en una ceremonia privada y familiar en el cementerio de Santa Ifigenia de esta ciudad, cuando también finalizará un luto nacional de nueve días.


inf./Notimex