Los gobiernos estatales son los responsables del enorme incremento en el robo de gasolina y la formación de cárteles porque han sido omisos en sus labores de vigilancia, afirmó el general Salvador Cienfuegos.

El secretario de la Defensa Nacional dijo también en Tijuana que lo sucedido en Palmarito Puebla, donde presuntamente un militar ejecutó a un delincuente sometido aunque disparaba, no es suficiente elemento para juzgar a las Fuerzas Armadas.

El incidente pasó el 3 de mayo y en el enfrentamiento, comandado por huachicoleros, dejó diez personas muertas, entre ellas cuatro elementos castrenses, algunos de ellos atacados por la espalda.

El dimisionario encabezó la inauguración de una nueva sucursal de Banejército en la ciudad de Tijuana. Ahí fue cuestionado por reporteros sobre el video que exhibe la ejecución de un presunto delincuente a manos de un soldado.

“Habrá que ver los resultados de lo que hemos hecho a nivel nacional. No podemos calificar la actuación de las Fuerzas Armadas por un hecho. Es mucho lo que se ha hecho en beneficio del país y la sociedad”, dijo el general de cuatro estrellas.

Previo al comentario sobre los hechos de Palmarito, el titular de la Sedena encabezó una conferencia de prensa en compañía del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, en la que aseguró que el robo de combustible “floreció” por omisiones de autoridades estatales.

“Es de los gobiernos, es un asunto que deben resolver los gobiernos. Lo que hacemos es apoyar a las fuerzas de Seguridad Pública a petición de los propios gobiernos estatales”.