Ana Ruelas, directora de la organización Artículo 19, comentó que los anuncios realizados por los gobernadores y el presidente Enrique Peña Nieto, este miércoles, respecto a la protección a periodistas llegaron tarde, ya que se debieron de haber dado desde el primer periodista asesinado.

"Ya las organizaciones de la sociedad civil, los propios periodistas, habían advertido el incremento brutal de la violencia contra la prensa, desde que el 2016 se convirtió en un año inédito, en donde en cada mes se asesinaba un periodista".

Afirmó que lo que se esperaba ver hoy era una rendición de cuentas, resultados, el reconocimiento de que la mayor amenaza contra la prensa es el Estado, el cual debe investigarse a sí mismo.

No obstante, dijo que lo positivo de esta reunión es que hay un cambio de perspectiva de la protección entendiendo a ésta como una forma integral que no puede evadirse.

Añadió que se requieren acciones coordinadas entre los niveles estatales y federales; "pero ahora necesitamos resultados. Estas acciones no significan nada, porque no necesitamos otro decálogo de la seguridad, necesitamos resultados algo que nos diga que hay un combate a la impunidad, que realmente están investigando a los culpables y que hay sanciones para ellos, y que quede claro que matar a un periodista tiene consecuencias en México".

A pregunta expresa, realizada por Carlos Loret de Mola, sobre si hay voluntad política Ruelas respondió que no; "en este momento no podría decir que hay voluntad política, porque no la ha habido, nuestras palabras no han significado nada en cuatro años de gobierno, veníamos alertando esta situación desde hace varios años (…) y la intención y la reunión del día de hoy es una acción que hasta la fecha no tiene consecuencias, no hemos visto un resultado".

La voluntad se verá, dijo, cuando se vea a un Estado responsivo, que investiga agresiones y se reduzcan.


inf./Grupo Fórmula