El presidente estadunidense Donald Trump negó hoy haber pedido al ahora exdirector de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, que pusiera fin a la investigación sobre su exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn.

"No, no. ¡Siguiente pregunta!", respondió el mandatario de manera categórica, interrumpiendo al reportero que lo cuestionó durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, junto con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Trump pareció molesto cuando se le preguntó si durante el último año hizo algo que pudiera dar lugar a un encauzamiento criminal en la investigación que conduce el FBI sobre la posible colusión entre su campaña y Rusia, o resultar en su juicio político.

"Creo que es algo totalmente ridículo, todo mundo lo piensa", dijo el presidente, quien manifestó que la atención pública debería estar centrada en los retos que enfrenta Estados Unidos y las acciones que se requieren para impulsar la economía y generar empleos.

También hizo un pronunciamiento más amplio sobre la decisión del Departamento de Justicia de designar al exdirector del FBI, Robert Mueller, como fiscal independiente para investigar la presunta colusión entre su campaña y Rusia.

"Yo respeto el movimiento, pero todo esto ha sido una cacería de brujas, y no existe colusión, ciertamente, entre mí y mi campaña, y yo siempre hablo por mí, y los rusos. Cero", aseveró.

El mandatario consideró además que la sorpresiva decisión del subprocurador Rod Rosenstein, de nombrar a Mueller como fiscal independiente, dividirá al país.

"Creo que tenemos un país muy dividido por eso y por muchas cosas más, y lo que puedo decir es que queremos unir a este gran país", aseveró Trump, quien resaltó los logros que su gobierno ha obtenido en poco más de cuatro meses.

El mandatario afirmó que más allá de está controversia, su enfoque continúa siendo trabajar para el fortalecimiento y la protección del país, y esa será la prioridad de su primer viaje internacional, que iniciará mañana viernes.

Trump confesó que cuando decidió despedir a Comey, su expectativa fue que la acción tendría apoyo bipartidista debido a la impopularidad que el exjefe policiaco tenía entre demócratas y republicanos, quienes -aseguró- "decían cosas terribles" de él.

"Necesitamos un gran director del FBI. Yo valoro al FBI. Vamos a tener un director que es sobresaliente y espero que tengamos un director muy pronto", apuntó.


inf./Notimex