Las primeras dos ediciones de la Guelaguetza 2017 cautivaron a los más de 22 mil espectadores, 11 mil cada una, que llenaron el auditorio del Cerro del Fortín, a pesar de que desde la mañana del lunes maestros de la Sección 22 instalaron un bloqueo en el monumento a la Madre como parte de las medidas acordadas en su asamblea para intentar boicotear la realización de las fiestas de los Lunes del Cerro.

El cierre a la circulación en uno de los accesos al auditorio Guelaguetza provocó que algunos espectadores tuvieran que caminar para llegar a la sede de la festividad, sin embargo, no hubo mayor problema para presenciar la edición, matutina y vespertina, número 85 de la Guelaguetza.

Las dos emisiones, encabezadas por el gobernador Alejandro Murat y su esposa Ivette Morán, del primer Lunes del Cerro concluyeron con éxito y sin incidentes.

En ambas presentaciones los asistentes disfrutaron de los sones, bailes, danzas, jarabes y mayordomías de las ocho regiones de Oaxaca, mientras elementos de vialidad desplegaron un operativo para garantizar el tránsito en la zona que se vio afectado por la concentración de pequeños grupos de maestros que protestaron en los alrededores del Cerro del Fortín.

Antes de terminar la edición matutina de la Guelaguetza 2017, que inició a las 10 de la mañana, decenas de personas hicieron fila para ser parte del espectáculo vespertino que arrancó a las 5 de la tarde y culminó con la quema de juegos pirotécnicos pasadas las nueve de la noche.

La mayoría de los asistentes disfrutaron en los alrededores del Cerro del Fortín de alimentos y antojitos regionales que fueron ofrecidos por comerciantes provenientes de diversos lugares del estado, principalmente de comunidades cercanas como Tlacolula de Matamoros, San Antonio de la Cal y San Andrés Huayapam, sin embargo, algunos prefirieron pasarse de largo y llegar a la Feria del Mezcal que se lleva a cabo en el Paseo Juárez El Llano.


inf./Tiempo Digital/Fotos/planofocal.photo