El banco trasnacional HSBC negó la apertura de una cuenta a la aspirante presidencial indígena Marichuy, requisito fundamental para lograr su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

María de Jesús Patricio, vocera del Consejo Nacional indígena y simpatizante del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), calificó este rechazo como muestra de discriminación y de amaños para la contienda política.

“Fue el banco el que no quiso. Nosotros llevábamos todos los requisitos”, aseguró Mrichuy.

“Ellos [el HSBC] argumentaron que Marichuy era parte de Antorcha Campesina”, una organización sumamente cuestionada por sus métodos violentos y con arraigo en el oriente de la capital y en los estados de Hidalgo y Puebla.

“Se lo inventaron. Lo usaron como pretexto para rechazarla”, sostienen las organizaciones que respaldan a esta indígena.

A estos señalamientos contestó la vocera del banco, Lyssette Bravo, quien negó discriminación.

“El trámite toma más tiempo para una asociación civil, es un proceso que se llama debida diligencia ampliada. Son procesos largos y hay muchos filtros. En HSBC tenemos una política, know your client, para conocer mejor a los clientes”, declaró al periódico El Paísl

“Habrá otros bancos que hagan el trámite más rápido”, justificó.