El presidente destituido de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, afirmó estar abierto a un acuerdo con Madrid para solucionar la crisis catalana y aseguró que ello no tiene que pasar obligatoriamente por la independencia de la Comunidad Autonómica.

En una entrevista exclusiva publicada este lunes por el diario belga Le Soir, el líder independentista, autoexiliado en Bruselas, dijo que una solución distinta de la independencia “es siempre posible”.

“Estoy y siempre he estado dispuesto a aceptar la realidad de otra relación con España. Sigo siendo favorable a un acuerdo”, afirmó.

Según Puigdemont, en 2010 se inválido el estatuto de autonomía del que disfrutaba Cataluña lo que llevó a su gobierno al extremo de realizar de forma ilegal de un referéndum y la posterior declaración de independencia.

“¿Sabe usted cuantos diputados independentistas había en ese momento en el Parlamento catalán?, 14 entre 135. Hoy son 72. El responsable de la ascensión del independientismo es, primeramente, el Partido Popular” del presidente Mariano Rajoy, insistió.

El expresidente reiteró sus acusaciones de golpe de Estado contra Madrid por la suspensión de la autonomía catalana, que conllevó la impugnación de su mandato, y volvió a llamar a la Unión Europea a condenar los “abusos democráticos” de Rajoy, como suele hace con Polonia y Hungría.

“Si hay abusos democráticos no es una cuestión interior. Salta a los ojos que el Estado español no ha respetado la carta (europea) de derechos fundamentales”, defendió.

Sobre las elecciones regionales del 21 de diciembre, Puigdemont afirmó que solo será candidato si se presenta una lista conjunta con los demás partidos nacionalistas.

Su partido, el PDeCat, aparece en los sondeos como quinta fuerza política, con el 10 por ciento de los votos. El también nacionalista ERC, primera fuerza en los sondeos, ha rechazado hasta ahora participar de una lista conjunta con PDeCat.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, que se encuentra en Bruselas para una reunión con sus homólogos europeos, dijo que las elecciones de diciembre dejarán claro el peso político que mantiene Puigdemont y sus ideas.

Notimex