Los índices de violencia y masacres en México han alcanzado proporciones bélicas, afirmó la presidenta de la organización Causa en Común, María Elena Morera ante el Presidente Enrique Peña Nieto.

En el marco de la clausura del foro "Sumemos causa por la justicia", la activista dijo que la violencia también representa una emergencia nacional que pone en riesgo la estabilidad del país.

Dijo: "Esta masacre para nosotros sí la consideramos de proporciones bélicas, los asesinatos, las desapariciones, las violaciones a los derechos humanos, los secuestros, las extorsiones, los robos, ya se hicieron parte de la vida misma de los ciudadanos".

Desde el Alcázar del Castillo de Chapultepec y ante el presidente Enrique Peña Nieto, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, entre otros funcionarios, indicó que "la violencia que vivimos ya no es temporal ni regional, es endémica y de alcance nacional, no se ha logrado contenerla y mucho menos revertirla".

De acuerdo con información difundida en el noticiero de Ricardo Rocha, María Elena Morera indicó que cada vez resulta más intolerable que los responsables políticos de este "desastre" tanto a nivel federal como estatal, sólo dan pretextos; primero culpando a sus antecesores, dijo, luego culpándose entre ellos y últimamente acusando de la situación actual al sistema penal acusatorio.

"Nuestro sistema de seguridad, de justicia y penitenciario en el mejor de los casos se encuentra estancado, difícil que pueda empeorar, pero tampoco mejorar por la falta de compromiso. Si seguimos por este camino lo que sí puede agravarse y mucho es la inseguridad. ¿Cómo hacer frente a una violencia que se arraiga y se extiende por todo el País? Ni la resignación ni la inercia son una opción".

Recordó que el sexenio de Peña Nieto aún no ha terminado, como tampoco la actual legislatura, por lo que tienen tiempo para saldar, aunque sea en parte, la deuda que tienen en este tema.