El presidente ruso Vladimir Putin agradeció hoy a su homólogo estadunidense, Donald Trump, el apoyo dado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para frustrar un atentado en la ciudad rusa de San Petersburgo durante este fin de semana.

“La información proporcionada por la CIA ayudó a los servicios de seguridad rusos a frustrar un ataque contra la catedral de Kazan de San Petersburgo, que fue supuestamente planeado para llevarse a cabo el sábado”, destacó el Kremlin.

En un comunicado, el servicio de prensa de la Presidencia rusa informó que Putin sostuvo este domingo una conversación telefónica con el presidente Trump para agradecerle personalmente por la labor de la inteligencia estadunidense.

“El presidente de Rusia agradeció a su colega estadunidense por la información brindada por la CIA, que permitió detectar, descubrir y arrestar a un grupo de terroristas que planeaban explosiones en el templo de Kazan, situado en San Petersburgo, así como en otros concurridos lugares de la urbe”, indicó.

De acuerdo con la declaración oficial, Putin pidió a Trump que le hiciera llegar sus palabras de agradecimiento al director de la CIA, Mike Pompeo, y a los oficiales que hicieron posible el arresto de los terroristas, según un reporte de la agencia de noticias rusa Sputnik.

El mandatario ruso prometió que sus servicios secretos transmitirán ese tipo de información a sus colegas de Estados Unidos, en caso de cualquier situación de riesgo.

El Servicio de Seguridad Social (FSB, por sus siglas en inglés) informó el viernes pasado que detuvo a un grupo de siete miembros de una célula de partidarios del grupo extremista Estado Islámico (EI) y confiscó una cantidad significativa de explosivos, armas y literatura sobre propaganda extremista.

“La célula planeaba llevar a cabo un ataque suicida en una institución religiosa y matar a los ciudadanos en la segunda ciudad de Rusia”, destacó el comunicado del FSB, sin dar mayores detalles.