Una gran estatua de un perro que tiene un rostro semejante al del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue instalada en un centro comercial de la ciudad de Taiyuan, China.

El perro tiene el cabello dorado, mientras que el peinado y las cejas son características del mandatario norteamericano.

La estatua incluso imita uno de sus gestos más típicos señalando con su dedo índice hacia arriba, como suele hacer el mandatario de Estados Unidos, en sus discursos públicos.

El perro también porta un collar rojo, uno de las colores de corbata más usados por Donald Trump y el color que representa al Partido Republicano de Estados Unidos.

La estatua del animal fue erigida para celebrar el Año Nuevo, ya que el 2018 será, según el horóscopo chino, el año del perro. El año pasado año fue el del gallo, y en el mismo lugar se instaló una figura de un Trump-pollo con el mismo cabello dorado.

De acuerdo con información del sitio de noticias RT, la estatua mide aproximadamente diez metros de altura y ha llamado la atención de las personas que transitan por la plaza comercial.


inf./Grupo Fórmula