El juez que preside el caso de Joaquín “El Chapo” Guzmán decidió que la identidad de los miembros del jurado se mantendrá anónima; serán protegidos por las autoridades estadunidenses.

El juez Brian Cogan hizo pública su decisión a favor de la petición del gobierno donde alega que el narcotraficante ha demostrado ser peligroso, además del foco mediático que hay en él.

“Los nombres, direcciones y lugares de empleo de potenciales y seleccionados miembros del jurado no serán revelados ni a la fiscalía, la defensa, ni la prensa”, escribió el juez en su decisión, que está disponible en el sistema electrónico de la corte.

“Tan sólo el historial de violencia del acusado ya sería suficiente para imponer un jurado anónimo y parcialmente protegido, pero el hecho de que muchas de las acusaciones en este caso suponen asesinatos, asaltos, secuestros, tortura de potenciales testigos o de aquellos de los que se sospecha ayudan a las autoridades hace que resalten las preocupaciones del gobierno”, explicó.

Asimismo, el juez destacó que quiere eliminar cualquier posibilidad de que los miembros del jurado sean intimidados o acosados.

La defensa de “El Chapo”, Eduardo Balarezo, se opone a un jurado anónimo y protegido alegando que, con esas medidas, se reduce la presunción de inocencia de “El Chapo” y se percibe que es un hombre peligroso.

“El señor Guzmán está obviamente decepcionado con la decisión (del juez)”, esgrimió Balarezo en un mensaje de correo electrónico.

“Todo lo que él pide es un juicio justo frente a un jurado imparcial”.

Con información de Excélsior