La Ley de Seguridad Interior fue declarada inconstitucional por la justicia federal y además las Fuerzas Armadas no están capacitadas para realizar labores policiacas.

Aprobada por el Congreso de la Unión para normar la participación del Ejército y la Marina en actividades de vigilancia pública, el viernes casi a la medianoche la justicia federal la declaró violatoria de l aConstitución y de los derechos humanos.

Las determinaciones fueron simultáneas por el juez Octavo de distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva García, asentado en la ciudad de México, y Carla María Macías Lovera, juez Noveno de Distrito asentado en Guanajuato.

Silva García fue definitivo: las Fuerzas Armadas están capacitadas para actuar en tiempos de guerra y difícilmente pueden coexistir con los derechos humanos y el Estado de Derecho en tiempos de paz.

Invocó argumentos internacionales e inclusive señaló que el presidente de la república puede disponer de la milicia en condiciones excepcionales de guerra para alcanzar La Paz, mas no en condiciones distintas.

De acuerdo a esta determinación judicial, la participación del Ejército y la Marina en labores de seguridad pública se ha realizado en abierta violación de la Constitución y en ella han incurrido los presidentes Felipe Calderón y Enrique Peña.