La Asamblea General aprobó su nominación por aclamación sin necesidad de voto. El Secretario General dice estar complacido con la decisión que adjudica el mandato que comenzará el 1 de septiembre y tendrá una duración de cuatro años.

“Estoy encantado de que la Asamblea General haya confirmado el nombramiento de Michelle Bachelet como Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos”, dijo António Guterres a la prensa tras la aprobación de la nominación de la expresidenta de Chile de manera unánime por los 193 Estados de la ONU.

El Secretario General aseguró que Bachelet ha sido una figura “formidable” tanto en su país, como en su trabajo con las Naciones Unidas como directora ejecutiva de ONU Mujeres.

“En su país, ha conocido las alturas y las profundidades al ser la primera mujer en servir como presidenta del país, pero también como superviviente de la brutalidad por parte de las autoridades que la atacaron a ella y a su familia hace muchas décadas. También fue una pionera aquí en las Naciones Unidas, la primera líder de ONU Mujeres, dando a esa nueva entidad un inicio dinámico e inspirador”, dijo.

Guterres agregó que no podía pensar en “una mejor opción” para el cargo, en el año en que se conmemora el 70º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ya que Bachelet vivió en la oscuridad de la dictadura y como médico conoce los desafíos de las personas que necesitan servicios de salud, así como otros derechos sociales y económicos. Además, la expresidenta tiene experiencia en las responsabilidades de ser una líder nacional y mundial.

“Ella asume el cargo en un momento de gran importancia para los derechos humanos”, aseguró el titular de la ONU, recalcando que el odio y la desigualdad van en aumento, el respeto a los derechos humanos está en declive, el espacio de la sociedad civil se está reduciendo y las libertades de prensa están bajo presión.

“Para navegar estas corrientes, necesitamos una fuerte defensora de todos los derechos humanos: civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Necesitamos una persona que pueda garantizar la integridad de los mecanismos indispensables de derechos humanos de las Naciones Unidas”, resaltó.

Michelle Bachelet agradeció a través de un video en su cuenta oficial de Twitter al Secretario General y la Asamblea General por su nombramiento, diciendo que se encuentra "profundamente honrada" por su confianza en el cumplimiento del nuevo rol.