Michelle Bachelet expreso su preocupación y dijo que espera que Julian Assange tenga derecho a un juicio justo, incluyendo los procesos de extradición.

El relator especial para la libertad de prensa de la ONU cree que “aunque llevar a Assange a juicio pueda parecerle bien a mucha gente, para otras despierta preocupaciones muy serias”.


David Kaye considero que la acusación puede ser estrictamente legal bajo las leyes de Estados Unidos “pero con toda posibilidad terminaría mal para la prensa y el papel democrático de vigilante que esperamos que juegue”.