Súmate a la campaña mundial que busca crear consciencia sobre los millones de niños que crecen sin tener zapatos, y están en riesgo de contraer enfermedades e infecciones por esta causa.

Un Día sin Zapatos es un evento global creado para alentar a la gente a caminar descalzos por un día, y llamar la atención sobre la situación de los niños que viven en los países en desarrollo y que, por falta de protección enfrentan enfermedades y pierden oportunidades de crecimiento.

Este es el segundo año que Microsoft, a nivel mundial, se une a esta campaña, y que alienta a sus empleados a participar en ella; mientras MSN comprará mil pares de zapatos para ayudar a TOMS en su meta de darle zapatos a los niños que lo necesitan.

Cientos de personas se quitarán sus zapatos este 5 de abril y pasearán en las escuelas, el trabajo y las calles. Se espera que este hecho se convierta en un tema que salpique a las conversaciones sobre los riesgos que enfrentan diariamente estos niños.

El fundador de TOMS Shoes, Blake Mycoskie, dice que el no tener zapatos pone en riesgo a los niños de quedar lastimados, así como de adquirir infecciones y enfermedades. Algunos de los riesgos que se deben prevenir y tratar son:

* Anquilostoma: Causa anemia, frena el desarrollo físico y mental. En ocasiones también trae problemas la corazón. Este padecimiento afecta a un quinto de la población de todo el mundo.
* Podoconiosis: Produce hinchazón en los pies y las piernas, debido a la exposición prolongada a diferentes tipos de tierra irritante.
* Coloradillas o Ácaros de la cosecha: Pican en los pies y los tobillos, causando comezón severa
* Tétano: Infección potencialmente fatal causada por una bacteria que entra al cuerpo a través de las cortaduras, o cualquier otra herida abierta. Provoca dolor muscular, espamos y quijada trabada.
* Es importante mencionar que muchos niños de escuelas rurales de países en desarrollo necesitan zapatos para poder asistir, lo cual se traduce en un obstáculo para conseguir oportunidades.

TOMS Shoes es el patrocinador de Un Día sin Zapatos, que empezó en 2008 como un movimiento del campus de una universidad en Estados Unidos, suceso que atrajo la participación de 250 mil personas el año pasado.