El consorcio formado por CAF, Isolux Corsán, Thales y Azvi se adjudicó el contrato de obras de construcción de la línea de ferrocarril interurbano que unirá la ciudad de México y Toluca por un importe de casi 858 millones de dólares (690 millones de euros), según informó el fabricante ferroviario, informa el portal del periódico español La Vanguardia.

El 49 por ciento del importe total del contrato le corresponde al fabricante guipuzcoano, alrededor de 340 millones.

El proyecto contempla la construcción de una línea de tren de 57,7 kilómetros de longitud que conectará el Valle de Toluca y la zona poniente del Distrito Federal, además de la ejecución de cuatro estaciones intermedias y el suministro de los trenes.

Con esta infraestructura, que se espera utilicen unos 270 mil pasajeros diarios, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) pretende atender a la problemática de conectividad y congestión vial que actualmente presentas estas dos zonas urbanas.

La puesta en servicio de este ferrocarril permitirá ahorrar unos 90 minutos en realizar el desplazamiento, evitar la circulación de unos 200 mil vehículos diarios, una reducción de las emisiones y un aumento de la seguridad.

CAF indicó que le corresponde aproximadamente el 49 por ciento del importe total del contrato, esto es, unos 340 millones de euros, dado que la empresa se encargará de aportar treinta trenes realizarán el recorrido de la línea ferroviaria en un tiempo de viaje de unos cuarenta minutos.

El fabricante con sede en Beasain (Gipuzkoa) se encargará asimismo de instalar parte de la señalización y otros sistemas de la línea.


INF./TELEFONO ROJO/QUADRATIN