Representantes de la compañía GBS Air Enterprises, acudieron a la casa de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para presentar una propuesta de compra del avión presidencial, para ser rentado a gobernantes de otras naciones.

“Estamos interesados en la compra de este Boeing 787-8 Dreamliner tal y como está en su configuración”, dijo Gustavo Jiménez Pons, gerente general de GBS Air Enterprises.

“Queremos ser los primeros en presentar una intención de compra de la aeronave”, cuyo precio real es de 125 millones dólares, agregó el empresario.

De acuerdo con El Sol de México, la comitiva de la firma tuvo que formarse como los demás mexicanos que van diariamente a dejar sus peticiones al futuro mandatario, a lo que Jiménez Pons respondió: “Esto es una cosa seria, porque quiero comprar el avión”