Como ilegítima e improvisada, calificaron los expresidentes del Instituto Federal Electoral (IFE) Leonardo Valdés y Luis Carlos Ugalde, a la consulta sobre del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, Valdés lamentó que la consulta no estuviera apegada a una norma constitucional toda vez que no tendrá ninguna legitimidad en términos jurídicos, políticos y sociales.

Consideró que este ejercicio que se lleva a cabo desde este 25 al 28 de octubre es comparable a la consulta realizada en 2012 sobre la construcción del segundo piso del Periférico, cuando Andrés Manuel López Obrador era jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, en la que sólo el 6.6 por ciento de la ciudadanía de la capital participó, aunque sí se apegó a un marco jurídico.

Por su parte, Ugalde advirtió que la consulta sobre si será la base de Santa Lucía o Texcoco la sede del Nuevo Aeropuerto sólo muestra improvisación, falta de seriedad y de responsabilidad, por lo que daña a la figura de democracia participativa.

“Se debe recurrir a la legislación porque ahí está establecido cómo hacerlo bien, para que vote mucha gente, se cuenten los votos y evitar que ciudadanos vulneren el sistema para exhibirlo”, apuntó.

Para Ugalde, el presidente electo tuvo que cancelar la construcción del NAICM cuando estuviera en el cargo, y “eso hubiera mostrado decisión, profesionalismo, pero hacerlo así va a generar una vulnerabilidad en su gobierno, en su persona y da la señal de falta de profesionalismo”.