El fundador y presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, quiere una regulación internacional para internet en la que lleven la batuta los gobiernos, y no empresas privadas, en lo relativo a protección de datos, información política y valoración de contenidos.

En una columna de opinión que publicaron varios diarios alrededor el mundo, Zuckerberg —que se ha visto en los últimos años envuelto en polémicas por los problemas de privacidad y manipulación en su red social— aboga por “rehacer las reglas para internet para garantizar el bien”.

“Necesitamos un papel más activo de los gobiernos y las regulaciones”, asegura Zuckerberg, que pone como posible referente en este ámbito la nueva normativa europea de protección de datos.

A su juicio, no se puede esperar de una empresa privada que tenga que valor contenidos políticos e incluso decidir si se han de bloquear. “Si empezáramos hoy desde el principio, no se esperaría que una empresa tomara estas decisiones por sí misma”, añade el empresario.


CON INFORMACIÓN DE MILENIO