La misión de exploración lunar Chang e 4, de la Administración Espacial Nacional China (CNSA, por sus siglas en inglés), cumplió su quinto mes de trabajo en la superficie del satélite natural de la Tierra.
De acuerdo con la agencia espacial china, tras haber aterrizado en la Luna el pasado diciembre, el robot explorador se desplaza conforme el protocolo de trabajo.

Durante la última caminata del autómata, de 190.66 metros, los científicos de la misión probaron de manera exitosa la detección de encendido de las cargas útiles del espectrómetro infrarrojo, así como la cámara panorámica, el detector atómico neutro y el radar receptor de la Luna.

En el quinto mes, las condiciones de trabajo del módulo de aterrizaje fueron normales, señala la CNSA.

Los neutrones lunares de carga útil, los detectores de dosis de radiación y los espectrómetros de radio de baja frecuencia fueron probados de forma efectiva.

El sistema de aplicación en tierra No. 4 de ingeniería envió los últimos datos científicos al equipo central de investigación, con un volumen total de datos de 6.6 GB y un total de 494 archivos de información.

Ahora, los investigadores realizarán el proceso de análisis de los datos de detección científica adquiridos por el robot explorador.


NTX/ICB/MAG