Durante la primera semana de festejos de la Guelaguetza, la ocupación hotelera llegó a 94 por ciento, lo que implicó un incremento del 30 por ciento, de acuerdo con la última cifra récord alcanzada hace 12 años, reportó la Asociación de Hoteles y Moteles de Oaxaca (AMHM).

El organismo reveló que luego del conflicto social de 2006, durante el mandato de Ulises Ruiz, se canceló la festividad de la Guelaguetza y la ocupación tocó fondo y sólo logró cinco por ciento.

Los años subsecuentes, la venta de boletos y la ocupación hotelera se mantuvó por debajo de una escala del 40 y 50 por ciento.

Fue hasta este año que los boletos para presenciar la Guelaguetza se agotaron en 36 horas, mientras que las reservaciones y la ocupación hotelera reportaron un comportamiento de 33 y 40 puntos a la alza.

Es decir, durante el primer Lunes del Cerro y hasta el miércoles pasado, se generó una derrama económica de 112 millones de pesos.

“Es un dato que nunca habíamos tenido, el turismo se volcó en las calles, tuvimos plazas llenas, y todos los eventos programados durante este mes tienen alta afluencia de visitantes, apenas inauguramos la semana de los Antojitos de Oaxaca y en tres horas se terminaron los alimentos el primer día”, dijo la presidenta de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Iris García.

Agregó que Oaxaca no había tenido estos números y que las expectativas han superado por mucho lo esperado, “no había un registro de este tamaño, ni en los días de mayor afluencia como la Semana Santa o los periodos vacacionales oficiales”.

El organismo calcula la llegada de 200 mil turistas y una derrama económica total de 330 millones de pesos en los próximos días, ya que aún falta que se realice la octava de la Guelaguetza.


inf./Tiempodigital/Milenio
Foto: Citalli Cid