Biden planea aplicar 100 millones de vacunas COVID-19 en 100 primeros días

Con el acelerador a fondo y sin descansos en la agenda, Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, se fijó la meta de inyectar 100 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus (COVID-19) en sus primeros 100 días de mandato, que inicia el 20 de enero de 2021, un punto clave de su plan para luchar contra la pandemia; instó al Congreso a aprobar más fondos para hacer frente a la crisis de salud.

Joe Biden dijo necesitar que el Congreso financie completamente la distribución de la vacuna COVID-19 a todos los rincones de Estados Unidos. Hacer que los niños regresen a la escuela será una prioridad nacional en los primeros 100 días, comentó Joe Biden en una sesión informativa en su natal Wilmington, Delaware: “En 100 días cambiaremos el curso de la enfermedad y mejorará la vida en” el país.

La vacuna COVID-19 ayudaría a la administración de Joe Biden a enfocarse en sanar a la debilitada economía estadounidense. Hubo más noticias positivas el martes en forma de documentos de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) que muestran que la examinación no planteó ningún problema nuevo sobre la seguridad o eficacia de la vacuna COVID-19 de Pfizer/BioNTech.

“Mis primeros 100 días no acabarán con el COVID-19. No puedo prometer eso; no nos metimos en este lío rápidamente. No vamos a salir de ahí rápidamente. Va a llevar algún tiempo”.

Joe Biden y la vacuna COVID-19
Joe Biden eligió a Jeff Zients, un asesor económico conocido por sus habilidades gerenciales, como el “zar” del coronavirus. Jeff Zients supervisará la respuesta a la pandemia, incluida la distribución de cientos de millones de dosis de la vacuna COVID-19 en coordinación con agencias federales, entre ellas el Pentágono: “La ayuda está en camino”, agregó la vicepresidenta electa Kamala Harris.

Sin una acción urgente del Congreso, el plan de vacunación podría desbaratarse.
Joe Biden exige prontitud al Congreso para concretar su plan de 100 días.
El presidente electo prometió seguir tres ejes principales para enfrentar la pandemia a su llegada a la Casa Blanca de Washington D.C., determinados en consulta con el destacado experto en enfermedades infecciosas, el doctor Anthony Fauci, quien será su principal asesor sobre la crisis sanitaria: uso del cubrebocas en interiores, al tiempo que presionará a los gobernadores y alcaldes para que hagan lo mismo.

En segundo lugar, mandar a niños de regreso a las escuelas antes de que cumpla 100 días como jefe de Estado, además de la aplicación de las 100 millones de dosis de la vacuna COVID-19. Joe Biden, de 78 años, hizo estas declaraciones al presentar a su futuro secretario de Salud, el hispano Xavier Becerra, y al equipo que será responsable de la lucha contra el COVID-19 cuando suceda a Donald Trump.

VIA | PUBLIMETRO 

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*