Decapitada una persona en plena calle al grito de “Alá es Grande”

La Policía francesa ha logrado abatir a una persona que acababa de decapitar a un profesor de un centro educativo en una población próxima a París, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas. Se trata de una nueva acción criminal relacionada con la republicación de las viñetas de Mahoma en la revista Charlie Hebdo.

El atacante, al grito de “Ala es Grande”, se lanzó, cuchillo en mano, contra su víctima. El profesor asesinado había mostrado a sus alumnos las citadas caricaturas. Este atentado supone un salto cualitativo ya que el “lobo solitario” eligió a la víctima por una razón concreta. De ser así, las personas que estén relacionadas con asuntos que puedan haber molestado a los yihadistas, lo que no es tan complicado, deberán tomar medidas de seguridad ante la posibilidad de atentados dirigidos contra ellos.

El suceso ha tenido lugar esta tarde, a las cinco, en una localidad del área metropolitana de París, Conflans-Saint Honorine, cuando un hombre ha degollado al profesor en plena calle. Tras cometer el asesinato, amenazó a la policía con un arma y huyó, hasta que fue alcanzado por los agentes y abatido a tiros en Eragny-sur-Oise, unos tres kilómetros más al norte de donde tuvo lugar el ataque

La Fiscalía Nacional Antiterrorista (Pnat) se ha hecho cargo de las investigaciones al considerar que se trata de un asesinato en relación con empresa terrorista » y » asociación criminal terrorista «.

Agentes de la Brigada contra el Crimen (BAC) )rodearon al atacante. Cuando la policía le pidió que tirara el arma, se negó y trató de herirlos, por lo que fue abatido. Llevaba una especie de chaleco explosivo, que está siendo examinado por los artificieros.

Fuentes policiales confirmaron al digital “Actu 17”, especializado en información de seguridad, que la víctima es un profesor de Historia y Geografía del centro de enseñanza secundaria Bois d’Aulne, en la localidad de Conflans-Sainte-Honorine, situada junto a Éragny, que, al perecer, mostró en clase unas caricaturas de Mahoma.

La semana pasada, fue difundido en redes sociales un vídeo en el que el padre de una alumna musulmana se quejaba de que la víctima, profesor de Historia y Geografía había mostrado caricaturas de Mahoma a los alumnos de trece años. Según su testimonio, el profesor pidió a los alumnos musulmanes que abandonaran la clase para que no se sintieran ofendidos, pero su hija se negó a hacerlo, tras lo cual mostró los dibujos. Este padre pedía a otros que se pusieran en contacto con él para quejarse por la actuación del enseñante, según se ve en el vídeo. Después de mostrar las caricaturas de Mahoma en su clase, el maestro fue amenazado por familiares e incluso presentó una denuncia ante la comisaría. Además, las familias han solicitado la renuncia del maestro al director de la universidad. El rumor de una  “blasfemia”  se habría extendido por las ciudades del sector. Se trata, por lo tanto, de un nuevo hecho relacionado con la intolerancia y contra la libertad de expresión

En estos momentos se celebra en Francia el juicio por los ataques terroristas de enero de 2015 contra “Charlie Hebdo”.Tras su apertura, en septiembre, la revista volvió a publicar las polémicas caricaturas de Mahoma, lo que llevó a la red terrorista Al Qaeda y al Estado Islámico a volver a lanzar amenazas mortales contra el medio.

A finales de septiembre, un hombre con un cuchillo de carnicero atacó a dos empleados de una agencia de noticias que trabajaban en el edificio donde está la antigua sede de “Charlie Hebdo” en París. Ambos sobrevivieron pero resultaron heridos de gravedad. El autor, un ciudadano paquistaní, fue detenido pocos minutos después y confesó su autoría.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el ministro del Interior, Gérald Darmanin, siguen los acontecimientos en una reunión de emergencia esta noche en la sede de Interior.

A úkltima hora de la noche, según Le Figaró, el presunto autor, de 18 años, se atribuyó la responsabilidad en Twitter, donde circularon rápidamente fotos de una decapitación. Uno de los mensajes se felicitaba por el crimen en nombre de “Alá el Misericordioso” . antes de agregar: “A Macron, el líder de los infieles, ejecuté a uno de tus perros del infierno”

harlie Hebdo expresó, por su parte, “su sentimiento de horror y revuelta después de que un maestro en el ejercicio de su profesión fuera asesinado por un fanático religioso” . “Expresamos nuestro más firme apoyo a su familia, sus parientes y todos los profesores”, continúa el periódico satírico. «La intolerancia acaba de cruzar un nuevo umbral y no parece detenerse ante nada para imponer su terror a nuestro país. Sólo la determinación del poder político y la solidaridad de todos derrotará esta ideología fascista « 

VIA | LA RAZÓN 

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*