La legalización de la marihuana sólo beneficiará a las transnacionales

CIUDAD DE MÉXICO.- El Senado de la República aprobó ayer en lo general el dictamen para regular el uso lúdico de la marihuana en México. Alejandro Madrazo, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), señaló que este tiene aspectos positivos y negativos.

Los positivo del dictamen, señaló, es que se permite el autocultivo con una regulación razonable; es decir, “los usuarios de la cannabis va a poder cultivar su propia marihuana y dejar de exponerse al mercado negro”.

Lo negativo (lo peor), es que no solo mantiene la penalización de la cannabis, sino que la refuerza; sin embargo, existe una excepción para quienes comercialicen la marihuana dentro del mercado lícito.

¿Cuál es el mercado lícito? En este sentido, el investigador señaló que este tiene tantas restricciones y exigencias, “que se vuelve imposible para los campesino transitar del mercado ilegal al legal”.

“La ley refleja que se está legislando, no para los mexicanos o en función de los derechos, sino en función de los intereses de las empresas transnacionales”, señaló.

Alejandro Madrazo detalló que las exigencias que establece la regularización para pertenecer al mercado legal de la marihuana son muy costosas, “porque establece mecanismos, por ejemplo, de trazabilidad de la planta; es decir, en todo el proceso de producción, desde la semilla hasta el anaquel, tiene que ser identificable de qué planta exactamente viene un cogollo”.

Aunque esto suena fácil, dijo, es muy costosísimo, ya que se necesita una inversión de capital muy fuerte y tecnología “que nuestros campesinos no tienen”. Por lo tanto, en los hecho, “eso va a dejar el mercado solo a las empresas con mucho capital para invertir”.

Como consecuencia, los campesinos, quienes tienen una gran ventaja en el tema porque saben cultivar, estarán destinados a ser empleados de las grandes empresas trasnacionales o las que va a abastecer el mercado negro en México.

Respecto a este último punto, explicó que debido a lo costoso que será la regularización de la marihuana, no dejará de existir el mercado negro, ya que la mayoría de los consumidores son de las zonas menos prósperas del país.

“Va a haber un mercado legal, que se van a poder comprar en tiendas muy elegantes, en la Roma, Condesa, Polanco, Cancún, Garza García (Nuevo León); pero los usuarios que adquieren la cannabis en el este del Valle de México, en las zonas conurbadas de la Ciudad de México, en las zonas no prósperas del país van a segur teniendo que recurrir al mercado negro, porque le mercado legal es muy caro”, explicó.

Con información de Radio Fórmula

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*