Al frente de la UIF por 3 años, Santiago Nieto se hizo empresario y multiplicó propiedades

Durante 2021, último año de trabajo en el gobierno federal, el ahora ex titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, sumó al menos seis millones de pesos anuales a sus ingresos mediante actividades empresariales, arrendamientos y servicios profesionales independientes de la función pública que desempeñaba.

Las actividades empresariales que le permitieron incrementar sus ingresos no las había reportado cuando comenzó su desempeño como servidor público en el actual gobierno federal. 

Además, durante los tres años en la UIF, sumó a su patrimonio inmobiliario un departamento en Santa Fe y una casa del Fovissste, bienes que puso en renta para también incrementar sus ingresos.

No obstante, como él mismo lo declaró, también crecieron sus deudas, ante diversas instituciones bancarias, pero también con personas físicas, las cuales le otorgaron cuatro préstamos personales entre 2019 y 2021.

De acuerdo con su declaración patrimonial, publicada la noche del 7 de enero de 2021 en la plataforma DeclaraNet, Santiago Nieto inició el sexenio con ingresos anuales aproximados de un millón 20 mil pesos, provenientes de sus servicios profesionales de consultoría, así como 240 mil pesos anuales aproximadamente por “otros” ingresos.

Además, reportó su salario mensual, sólo de diciembre, como servidor público, por 131 mil 311 pesos mensuales, que al año le representarían un estimado de 1.5 millones de pesos.

No obstante, al finalizar su cargo, sus ingresos se multiplicaron por sus actividades empresariales, las cuales comenzó a tener durante su desempeño como servidor público, pues no las había reportado en 2018.

Esas actividades empresariales le representaron percepciones por dos millones 99 mil 552 pesos anuales durante 2021, mientras que sus ingresos por servicios profesionales de consultoría pasaron de un millón 20 mil pesos anuales en 2018 a un millón 870 mil pesos al año en 2021.

Esos ingresos se sumaron a los recursos provenientes del arrendamiento de una nueva casa y un nuevo departamento, en Santa Fe, adquiridos durante su periodo como servidor público, así como de regalías de sus libros, que para 2021 le representaron una suma anual de 4.3 millones de pesos adicionales a su salario anual como servidor público de 1.1 millones de pesos. 

VÍA | MILENIO 

Sé el primero en comentar

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*